Aporte su granito de arena. Vacúnese.

 

Las vacunas siempre nos han protegido. 

Las vacunas han salvado millones de vidas a lo largo de los años.

Cuidémonos.

 

 

 

 

 

No espere, vacúnese.

Lo cierto es que la vacuna contra el COVID-19 es segura. Es un paso importante para ayudar a que todos volvamos a nuestras rutinas.

 

Vacúnese.

Posiblemente haya oído hablar bastante acerca de lo que puede y no puede hacer la vacuna contra la COVID-19. Lo cierto es que la vacuna contra el COVID-19 es segura.

 

 

¿En qué consiste la vacuna contra el COVID 19?

La vacuna es una inyección que se da en el brazo y le da protección ante algún posible contagio de COVID-19.

Hasta el momento, existen tres vacunas en los EE. UU. Los fabricantes son Pfizer, Moderna y J&J.

Estas vacunas son muy eficaces para proteger a los individuos de enfermarse del COVID-19. Hasta ahora, son las únicas vacunas que obtuvieron la autorización de emergencia de la FDA en los EE. UU.

Algunas personas, aunque no todos, sienten efectos secundarios por la vacuna. No hay forma de que la vacuna le dé el virus del COVID-19.

¿Por qué debería recibir la vacuna?

La vacunación le da protección y ayuda a evitar que usted, su familia o sus amigos se enfermen del COVID-19.

Esto hace que usted o algún ser querido tengan menos riesgo de morir o requerir atención hospitalaria.
No aplicarse la vacuna implica que podría tener problemas graves de salud si enfermara de COVID-19.

¿Cómo funciona la vacuna?

Las vacunas funcionan enseñándole al cuerpo cómo combatir el virus. 

Cada vacuna contiene información procedente del virus del COVID-19. Esta información hace que el sistema inmunitario de su organismo genere anticuerpos para prevenir la enfermedad.

No hay forma de que la vacuna le dé COVID‑19. Ninguna de estas dos vacunas usa microbios vivos, con lo cual, no pueden darle la enfermedad.

¿Es segura la vacuna contra el COVID-19?

Más de 100,000 personas participaron en las pruebas de las vacunas de Pfizer, Moderna y J&J. Las pruebas revelaron que las vacunas son seguras y los riesgos son muy raros.

Hasta el momento, millones de estadounidenses ya recibieron las vacunas en forma segura. Algunas personas tuvieron efectos secundarios leves, como sentir cansancio o estar adoloridos.

Puede pasar que tenga alguna reacción alérgica, pero es raro. Ha sucedido en aproximadamente 11 casos por cada millón de personas.

Este tipo de reacción suele aparecer dentro de los 15 minutos tras haber recibido la vacuna. Dicha reacción se puede tratar inmediatamente para la pronta recuperación del vacunado.

La vacuna J&J pasó por estudios extra para asegurar que es inocua (segura). Está asociada a un riesgo mínimo de formación de coágulos, aproximadamente en siete casos en un millón de vacunados. Los síntomas de este efecto raro, como dolor de cabeza intenso, aparecen 1 o 2 semanas después de recibir la vacuna.

Sin embargo, los beneficios que aporta la vacuna J&J superan este y otros riesgos raros.

¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas contra el COVID-19?

Algunas personas no tienen efecto secundario alguno de la vacuna salvo tener adolorido el brazo. Otras personas tienen efectos secundarios leves como cansancio o dolor de cuerpo.

Los efectos secundarios duran por lo general un máximo de 1 o 2 días. Entre los efectos se incluyen: 
- Cansancio 
- Dolor de cuerpo 
- Dolor de cabeza 
- Fiebre leve, escalofríos 

En casos raros se puede tener un efecto secundario más grave. Esto puede ser una reacción alérgica la cual ocurre 15 o 30 minutos después de aplicarse la vacuna. Una vez que reciba la vacuna, estará bajo observación entre 15 y 30 minutos.

Una reacción alérgica se puede tratar inmediatamente para la pronta recuperación del vacunado.

Hay un riesgo aún más bajo de coágulos sanguíneos asociado a la vacuna J&J. Si presenta dolor intenso de cabeza, en el pecho o el abdomen, o si tiene hinchazón en una pierna, vaya al médico de inmediato. 

¿Debo seguir usando la mascarilla después de recibir la vacuna?

Si está completamente vacunado, no necesita usar mascarilla en la mayoría de los lugares.

Aun así, hay algunos lugares en los que deberá usar mascarilla, entre los que se incluyen:

- Trenes, autobuses, aviones, taxis y transporte compartido
- Escuelas primarias, guarderías, hospitales y clínicas y residencias de ancianos
- Cualquier tienda, restaurante, teatro u otro comercio que lo solicite
- Su lugar de trabajo, si solicita el uso de mascarillas

Al aire libre no necesita usar una mascarilla.

Sabemos que las vacunas son simplemente una forma de ayudar a terminar con la pandemia COVID-19.

Es conveniente que se proteja cuando está en lugares concurridos, incluso tras haberse vacunado.

¿Todavía debo guardar una distancia de 2 metros (6 pies) de otras personas, incluso si ya estoy vacunado?

No, en la mayoría de los lugares.

Es mejor mantenerse a una distancia de 6 pies:

- Si está cerca de otras personas que no estén vacunadas
- Si está entre una multitud, aunque sea al aire libre

¡Ayude a acabar con esta pandemia! Continúe cumpliendo con las medidas de seguridad incluso después de haberse vacunado.

¿Cuándo puedo vacunarme?

En este momento, en la mayor parte de los lugares hay suficientes vacunas para cualquier persona de 12 años de edad en adelante.

Esto puede ser distinto dependiendo de dónde viva usted. Obtenga más información sobre la vacunación al público en su condado en el sitio web del Departamento de Salud Pública:

Fuentes de información sobre la vacunación en el condado de Santa Clara: SccFREEvax.org

Fuentes de información sobre la vacunación en el condado de San Mateo: https://www.smchealth.org/covid-19-vaccination

Fuentes de información sobre la vacunación en el condado de Alameda: https://covid-19.acgov.org/vaccines

Fuentes de información sobre la vacunación en San Francisco: https://sf.gov/get-vaccinated-against-covid-19

¿Puedo ir a lugares concurridos, grandes reuniones familiares o conciertos después de recibir la vacuna contra el COVID-19?

Si va a lugares concurridos, aunque sea al aire libre, es mejor tomar las medidas necesarias para protegerse.

Esto significa que guarde una distancia de 6 pies de los demás.

Si se encuentra con familiares y amigos vacunados, puede estar cerca de ellos.

Recibir la vacuna es una manera inteligente de combatir el COVID-19. Lo protege de enfermarse del virus.

¿Puedo reunirme con amigos después de recibir la vacuna?

Depende de que tan cercano sea el contacto con sus amigos y si sabe que están vacunados. Si no está seguro, es conveniente permanecer a 6 pies de distancia.

En ocasiones, las personas no saben que están contagiados con el virus del COVID-19. Si no puede guardar su distancia, es conveniente usar mascarilla.

Yo tengo un sistema inmunitario debilitado, ¿debería vacunarme?

Algunas personas tienen el sistema inmunológico debilitado debido a una enfermedad o un tratamiento.

Si un médico le dice que este es su caso, su riesgo de enfermar por el COVID-19 puede ser más alto.

Consulte con su médico. Puede ser importante que se proteja con la vacuna del COVID-19.

Es posible que la vacuna no lo proteja por completo.

Por esa razón, su médico le puede decir que use una mascarilla para protegerse, incluso después de vacunarse.

Estoy embarazada, ¿puedo recibir la vacuna contra el COVID-19?

Consúltelo con su médico. La respuesta depende del riesgo que tenga de estar expuesta al COVID-19.

Aún no hay suficiente información sobre la vacunación contra el COVID-19 en mujeres embarazadas. La decisión de vacunarse o no depende de si tiene más riesgo a estar expuesta al virus ya sea por su tipo de trabajo o alguna otra situación.

Soy alérgico a algunos medicamentos. ¿Puedo recibir la vacuna contra el COVID-19?

Consúltelo con su médico.

Su médico podría tener en cuenta si usted tuvo una reacción adversa anteriormente tras recibir otras vacunas o inyecciones, para lo cual podría remitirlo con un especialista en alergias a fármacos para estar seguro.

Es recomendable que le avise a la persona que le administre la vacuna contra el COVID‑19 que usted tuvo reacciones a otras inyecciones anteriormente. De este modo, ellos se pueden asegurar de darle tratamiento rápidamente si llegara a tener alguna reacción nueva.

En general, se puede recibir la vacuna contra el COVID-19 si usted ha tenido alguna alergia a mascotas o a ciertos alimentos.

Tengo diabetes. ¿Es seguro para mi recibir la vacuna contra el COVID-19?

La vacuna es segura para las personas que tienen diabetes. Al igual que las demás personas, consulte primero con su médico si usted tiene algún otro problema de salud (como reacciones alérgicas graves a las vacunas).

Las personas que tienen diabetes tienen un riesgo más alto de caer gravemente enfermas si contraen el COVID-19. Recibir la vacuna le puede ayudar a estar protegido.

Si tiene alguna pregunta, consulte con su médico acerca de la vacuna.

¿Cuánto cuesta la vacuna?

La vacuna contra el COVID-19 es gratis para todos los pacientes. Su seguro médico (si tiene) podría recibir una factura para cubrir los gastos de administrarle la vacuna; pero los pacientes no tienen que pagar nada.

Entre los estudios de la vacuna contra el COVID-19, ¿se incluyeron distintos grupos de personas (incluyendo personas de raza negra, latinos, asiáticos y demás)?

Sí. Las pruebas de la vacuna incluyeron grupos raciales y étnicos importantes. Los hallazgos indican que la vacuna es eficaz y segura tanto en personas de color como en personas blancas.

Las pruebas de vacunación abarcaron más de 100,000 personas, algunas de las cuales eran de raza negra, así como también asiáticos, latinos y blancos.

Las pruebas mostraron que la vacuna es igual de eficaz en todos los grupos raciales. Fue igual de segura.

¿Qué pasa si me diagnostican COVID-19 después de haber recibido la primera dosis?

Si le dio COVID-19 después de la primera dosis, espere hasta que los síntomas desaparezcan. Luego, puede proceder a recibir la segunda dosis.

También debe permanecer alejado de los demás por 10 días desde el comienzo de los síntomas. Esto es para disminuir el riesgo de contagiar a otros.

Puede esperar de 30 a 90 días para recibir la segunda dosis. Consulte con su médico para recibir recomendaciones.

Ya me dio COVID-19. ¿Debo vacunarme igual?

Consúltelo con su médico. Si se enfermó de COVID-19 recientemente, puede que sea bueno esperar.

Los médicos de Stanford por lo general recomiendan esperar 90 días desde la primera vez que la prueba de el COVID-19 le dio positiva. Una vez que a una persona le dio COVID-19, por lo general no suelen volver a enfermarse de COVID-19, sin embargo, no sabemos cuánto dura este efecto.

Si me vacuno, ¿igual puedo enfermarme?

Las vacunas le brindan una buena protección. Hay solo una baja probabilidad de que se enferme de COVID-19 después de vacunarse.

Las vacunas nos ayudan a todos a evitar la muerte por COVID-19. En prácticamente todos los casos, las vacunas también previenen que uno esté grave al punto de requerir atención hospitalaria. 

Las vacunas protegen a casi todos de enfermarse, incluso un poquito. Todavía no sabemos si algunas personas se infectan sin presentar síntomas.

Aun así, estar vacunado lo protege mucho más que no estarlo.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la vacuna? ¿Existe algún otro riesgo?

Algunas personas no presentan ningún efecto secundario por la vacuna salvo un brazo adolorido. Otras personas presentan efectos secundarios leves, como cansancio y dolor corporal.

En general los efectos secundarios no duran más que 1 o 2 días. Entre estos se incluyen:

- Cansancio
- Dolores corporales
- Dolor de cabeza
- Fiebre baja, escalofríos

En casos poco habituales, algunos presentan un efecto secundario más grave, como una reacción alérgica, la cual ocurre entre 15 y 30 minutos después de vacunarse. Después de vacunarse, se lo controlará por 15 o 30 minutos.

Hay un riesgo aún más bajo que asocia una de las vacunas, la fabricada por Johnson & Johnson (J&J), con coágulos. Aun así, los funcionarios de salud indican que los beneficios de la vacuna J&J superan los riesgos.

Si tengo diabetes o prediabetes, ¿es seguro para mí vacunarme?

Recibir la vacuna es seguro para la mayoría de las personas con diabetes. También es seguro para quienes tienen prediabetes, la afección que algunas personas presentan antes de tener diabetes.

Como todos, consulte con un médico primero si tiene diabetes, prediabetes u otros problemas médicos.

Las personas con diabetes tienen un riesgo mayor de estar graves por enfermarse de COVID-19. Vacunarse puede ayudar a protegerlo.

Si tiene preguntas, hable con su médico sobre la vacuna.

¿La iglesia católica prohíbe a todos los católicos que se vacunen contra el COVID-19?

El Vaticano, dirigido por el papa católico, dijo que es aceptable que los católicos se vacunen contra el COVID-19. 

Algunos obispos católicos de los EE. UU. se oponen a una de las vacunas (la de J&J). Eso se debe a que esta vacuna se elaboró a partir de células extraídas de abortos de embriones (bebés no nacidos). La iglesia católica se opone al aborto.

El Vaticano dijo que está bien que las personas acepten la vacuna de J&J si es la única opción que tienen. Consulte con su proveedor de vacunas si la vacuna de Johnson & Johnson es la única disponible para usted.

(La mayoría de las personas no puede elegir qué vacuna recibir).

¿Ser un inmigrante indocumentado me descalifica para obtener la vacuna?

¡No, no lo descalifica! El estado inmigratorio de una persona no afecta que reciba la vacuna. 

Las nuevas normas de los EE. UU. sobre los inmigrantes establecen que usted reúne las condiciones para recibir atención médica para el COVID-19. Eso incluye la vacuna. También incluye las pruebas para detectar el COVID-19 y los medicamentos si se enferma.

Vacunarse no afectará su situación inmigratoria. Aun así, puede conseguir y/o conservar la residencia permanente.

¿Debo mostrar alguna identificación cuando voy a vacunarme?

Es posible que le pidan su documentación de identificación (o que firme un papel) para demostrar dónde vive. El tipo de documentación que le pidan puede depender del lugar en el que vaya a recibir la vacuna.

Los centros de vacunación del condado de Santa Clara solicitan a las personas presentar un documento que demuestre que viven o trabajan en este condado. Si no tiene una identificación con fotografía, en su lugar puede traer:

- Un recibo de pago que indique su trabajo o domicilio
- Una factura dirigida a usted a su dirección
- Una carta de su iglesia
- Otra documentación que indique dónde vive o trabaja

Otros centros de vacunación pueden tener requisitos diferentes.

Si estoy embarazada, ¿es segura la vacuna para mí?

La mayoría de los especialistas considera que lo más probable es que la vacuna sea segura para las mujeres embarazadas. Aún no se cuenta con información suficiente sobre las vacunas contra el COVID-19 en mujeres embarazadas para asegurarlo.

Hable con su médico. Puede decidir en función del riesgo de infectarse de COVID-19 que usted presente.

La decisión de vacunarse o no puede depender de si su trabajo u otras situaciones la exponen al virus con frecuencia.

Si tengo alergia a algunos medicamentos, ¿es segura la vacuna para mí?

Es posible que vacunarse contra el COVID-19 no le represente ningún problema. Hable con su médico para estar seguro.

Si otras vacunas o inyecciones hicieron que se enfermara en el pasado, es posible que su médico tome esto en cuenta. Su médico tal vez lo envíe a un especialista en alergias a fármacos para estar seguro.

Es recomendable avisarles a las personas que le administren la vacuna contra el COVID-19 que usted tuvo reacciones en el pasado. Ellas pueden asegurarse de que reciba ayuda rápido si tiene una nueva reacción.

En general, una persona puede vacunarse contra el COVID-19 si tuvo alergias a algunos alimentos o a mascotas.

Si soy una persona mayor, ¿es segura la vacuna para una persona de mi edad?

Tener una edad avanzada no significa que la vacuna no sea segura para usted. De hecho, los criterios de vacunación han incluido primero a los adultos de 75 años en adelante.

Esto se debe a que las personas mayores tienen más probabilidades de enfermarse gravemente si se infectan con el virus del COVID-19. Vacunarse puede ayudar a protegerlo de este riesgo.

¿Puedo recibir la vacuna contra el COVID-19 si tengo un problema médico o enfermedad?

La mayoría de las enfermedades no son un problema si alguien desea vacunarse. 

Las personas con ciertas enfermedades, como cáncer o diabetes, tienen prioridad para vacunarse. Es especialmente importante para ellas para no enfermarse de COVID-19 de forma grave.

Sin embargo, las personas que tienen una enfermedad siempre deben hablar primero con un médico. Esto incluye a las personas con un sistema inmunitario débil.

 

 

La vacuna contra el COVID-19 contiene el virus, por lo tanto, puede hacer que uno se enferme de COVID-19.

Falso

Las vacunas no contienen ningún microbio vivo y no pueden provocar el COVID-19.

Las pruebas de la vacuna contra el COVID-19 se hicieron de forma apresurada, así que no sabemos si es segura.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) controla todas las vacunas para asegurarse de que sean seguras. No se omitió ninguna prueba de seguridad.

La FDA autorizó el uso de emergencia de las vacunas contra el COVID-19. Aun así, las vacunas se probaron para garantizar que fueran seguras.

Con el tiempo, la FDA estudiará cualquier informe nuevo sobre los efectos secundarios de las vacunas. Esto mantendrá a las personas protegidas ya que recibirán solo las vacunas más seguras. Además, esto asegura que cualquier problema que surja se trate rápidamente.

Las pruebas de seguridad de la vacuna contra el COVID-19 no incluyeron a personas de raza negra, latinos, asiáticos ni otras personas de color.

Las vacunas fueron probadas en muchos grupos diferentes de personas, que incluyeron personas de raza blanca, negra, latinos, asiáticos y otras personas de color.

El gobierno toma una muestra de sangre cuando me vacunan.

No se le extraerá sangre cuando reciba la vacuna contra el COVID-19. Usted recibirá una inyección en el brazo que le proporciona la vacuna al cuerpo.

No necesito la vacuna porque soy joven y saludable. No me voy a enfermar.

Incluso las personas jóvenes pueden contraer COVID-19. ¿Por qué arriesgarse?

La vacuna lo protege tanto a usted como a su familia y a sus amigos de enfermarse de COVID-19. 

Con la vacuna, usted y sus seres queridos no tienen que preocuparse de quedar hospitalizados o morir a causa del COVID-19.

La vacuna puede transmitirle el virus del COVID-19 y hacer que se enferme.

Las vacunas no contienen el virus, por lo tanto, no pueden contagiarlo de COVID-19.

Las pruebas para las vacunas se realizaron únicamente en personas blancas y no en otras.

Las pruebas se realizaron en muchos grupos de personas diferentes. Algunos eran afrodescendientes, latinos, asiáticos, entre otros.

Las pruebas demostraron que las vacunas son seguras y funcionan bien en todos los grupos.

Si ya tuve COVID-19, no necesito la vacuna.

Es posible que no deba vacunarse enseguida después de tener COVID-19. Pero puede necesitar hacerlo pronto.

El cuerpo lo protege durante un tiempo de infectarse otra vez. Los médicos no saben cuánto dura esa protección. 

Después de un tiempo, puede volver a contraer COVID-19.

Espere hasta haberse recuperado del COVID-19. Después de aproximadamente un mes, puede vacunarse.

Consúltelo con un médico.

Me vacuné, así que no tengo que usar una mascarilla.

La vacuna ayuda a prevenir que se enferme grave de COVID-19; pero igual podría contraer el virus sin sentirse enfermo.

Por eso es conveniente seguir usando una mascarilla cerca de otras personas que no estén vacunadas, sobre todo si está en un espacio cerrado.

También resulta prudente mantenerse a 6 pies de distancia de los demás.

El gobierno recolecta información sobre mi situación inmigratoria si me vacuno contra el COVID-19.

Es posible que le pidan información, pero no sobre su situación migratoria. Su nombre no puede ni será dado a los funcionarios de inmigración de los EE. UU.

Las leyes de California exigen que se mantenga la privacidad de la información que pueda revelar su identidad.

La única información que puede enviarse al gobierno de los EE. UU. es muy general y no puede revelar su identidad. La información se limita a su edad, sexo y el nombre del condado donde se vacunó.

La demás información que se reúna sobre usted es confidencial.

A través de la vacuna del COVID-19, el gobierno me coloca un chip diminuto en el cuerpo para rastrearme.

La vacuna no contiene ningún chip. Cuando le den la inyección, no se le colocará ningún chip en el cuerpo.

El gobierno obtiene una muestra de mi sangre cuando me vacuno.

No se le extrae sangre cuando se vacuna contra el COVID-19. Recibe una inyección en el brazo que le administra únicamente la vacuna en el cuerpo.

La vacuna se administró a personas de color para un experimento para averiguar si funciona.

Las vacunas se probaron en más de 100 000 personas, incluidas personas blancas, afrodescendientes, latinas, asiáticas y de muchos grupos étnicos. 

Todas aceptaron participar en las pruebas. Las pruebas determinaron que las vacunas son seguras y pueden proteger a las personas contra el COVID-19.

Las personas de color recibieron códigos especiales para registrarse para la vacuna. Los códigos significan que se usará a las personas en experimentos o pruebas.

Los códigos se usaron para ayudar a las personas que tuvieron problemas para acceder a la vacuna. No se usaron para experimentos.

Algunas personas tuvieron problemas para vacunarse a pesar reunir las condiciones. Algunas no se pudieron registrar con la computadora. Otras tuvieron problemas para averiguar a dónde ir.

Los códigos se usaron para facilitarles el proceso a estas personas.

Las vacunas pueden hacer que las personas queden estériles (que no puedan tener hijos).

No hay pruebas de que la vacuna contra el COVID-19 cambie su capacidad para tener hijos. No existen pruebas de que la vacuna cause problemas con el embarazo.

Si está embarazada o intentando quedar embarazada, puede vacunarse.

Las vacunas tienen efectos secundarios que hacen que los músculos del rostro de una persona se debiliten y caigan.

Los funcionarios de la salud afirman que la vacuna contra el COVID-19 no ha causado este problema (llamado parálisis facial).

De 100 000 personas vacunadas en las pruebas, unas pocas presentaron parálisis facial. La FDA sostiene que estos casos no se debieron a la vacuna.

Algunas personas presentan parálisis facial independientemente de que se vacunen o no.

No puedo recibir la vacuna del COVID-19 si soy indocumentado.

¡Sí puede! Usted puede ser elegible para la vacuna del COVID-19 aunque no tenga estatus legal.

Vacunarse no afectará su estatus migratorio. Todavía será elegible para obtener permisos de trabajo y/o residencia.

Pólizas en los EE. UU. permiten que los inmigrantes reciban cuidado de salud para el COVID-19—no importa su estatus legal. Esto incluye la vacuna, exámenes de COVID-19, y medicamentos si se enferma.

Obtenga más información sobre la vacunación al público en su condado en el sitio web del Departamento de Salud Pública. Asegúrese de inscribirse para recibir una notificación cuando la vacuna esté disponible para usted.

 

 

 

Redes sociales

Vuelva a nuestra pagina para descargar las images. Semenalmente publicaremos en las redes sociales.

 

 

Posters y folletos

 

 

Stanford Health Care se compromete a proporcionar material educativo sobre salud para cubrir las necesidades de nuestra población diversa de pacientes y residentes de la comunidad. En el contexto de la pandemia del COVID-19, nos dedicamos a mejorar la salud y el bienestar de la comunidad latino a través de esta iniciativa de vacunación.

La misión de Gardner Health Services es proporcionar atención médica y servicios de salud mental de alta calidad, incluyendo prevención, educación, intervención, tratamiento y servicios de promoción que sean accesibles, y respetuosos a todas culturalas, con atención a las diferentes idiomas de nuestros clientes y que los servicios sean apropiada a la edad del paciente o el cliente.

CEAL (por sus siglas en Ingles; Alianza de participación comunitaria contra el COVID-19) es un esfuerzo de todo el NIH dirigido por el Instituto Nacional de Salud y Disparidades de Salud de las Minorías (NIMHD) y el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI). Los equipos de investigación de CEAL se enfocan en la investigación de el conocimiento y educación sobre COVID-19, especialmente entre Afroamericanos, Hispanos/Latinos e Indígenas Estadounidenses, poblaciones que representan más de la mitad de todos los casos reportados en los Estados Unidos.